Vivienda de obra nueva

Vivienda de obra nueva versus vivienda de segunda mano – Pros y Contras

¿Vivienda de obra nueva o de segunda mano? 

Cuando nos planteamos comprar una vivienda, surge la duda sobre adquirir una vivienda de obra nueva, o una de segunda mano. ¿Comprar y entrara vivir ya? o ¿Esperar y estrenar una casa nueva?

Hemos pensado que hacer un ejercicio práctico podría ayudarte a conocer los pros y los contras de cada una de ellas, para elegir con mayor conocimiento y seguridad.

Así que, elaboramos una pequeña lista de pros y contras de los dos tipos de viviendas y te los enumeramos aquí:

 

Vivienda de obra nueva

PROS

vivienda de obra nueva versus segunda mano

  1. Estrenas la vivienda. Saber que nadie ha vivido allí antes que tú, mola y mucho.
  2. Posibilidad de personalización. Si compras al principio de la promoción, antes de que comiencen a construir, siempre puedes tener más posibilidades de personalizarla. Además, las promotoras solemos dar opciones de personalización de la vivienda, para que no sean todas exactamente iguales por dentro.
  3. Comprar en plano es más económico que comprar una vivienda ya construida. Cuando compras una vivienda que aún no se ha empezado a construir, es mucho más económica que si la compras una vez finalizada. Y esto engancha con el siguiente punto.
  4. Revalorización de la vivienda desde que la compras hasta que entras a vivir en ella. Puede que desde que hayas firmado tu reserva con un precio cerrado, hasta que entres a vivir en ella, tu vivienda se haya revalorizado hasta 80.000€ o incluso más…ya le has ganado dinero sin haber puesto un pie dentro. 😊
  5. Garantías actualizadas, o sea, tienes garantía del constructor sobre vicios ocultos y sobre todo lo construido e instalado. Piensa que las viviendas tienen una vida útil, no son para toda la vida como queremos creer. Las viviendas con el paso del tiempo se van estropeando y a medida que pasan los años, la reforma es inevitable si quieres mantenerla bien. Al comprar una casa de obra nueva, estrenas la vida útil de la misma, por ende, estás muy lejos en tiempo de la necesidad de hacer una reforma.
  6. Materiales de última generación, adaptados a las nuevas tecnologías y a las normativas del momento. Tu casa tendrá mejores aislamientos, se construirá de manera que consuma menos energía y con las nuevas normativas, será más sostenible.
  7. Construcción actualizada a la normativa del momento, algo que se va actualizando continuamente.
  8. La vivienda tendrá un seguro decenal que asegura la estructura de la misma durante diez años.

 

CONTRAS

vivienda de obra nueva versus segunda mano

La espera desde que compras hasta que entras a vivir. Que puede llegar a alargarse más de lo que te gustaría.

  1.  Impuesto al comprar. En una vivienda de obra nueva se debe pagar un 10% de IVA al adquirirla. (Pero ojo, en las viviendas de segunda mano pagas otro impuesto…aquí no se libra nadie 😊.

 

Vivienda de segunda mano

  PROSvivienda de obra nueva versus segunda mano

  1. Entrada inmediata. Desde que la ves y decides comprarla, entrar a vivir es muy rápido, dependerá de la velocidad de tu banco y de que tengas el dinero necesario para la parte que no financian. (20%)

 

CONTRASvivienda de obra nueva versus segunda mano

  

  • Te arriesgas a encontrar vicios ocultos, que por más que deba hacerse cargo el propietario anterior (en caso que lo supiera y no te lo hubiera informado antes de la compra), te genera dolor de cabeza y tiempo arreglarlo. Y en caso de ser un vicio oculto que el antiguo propietario desconocía, te toca empezar a habituarte en tu nueva casa con una reforma de por medio con la que no contabas.
  • Compras un “cuerpo cierto” sin garantías. O sea, estás comprando una vivienda con x años de antigüedad en la cual en cualquier momento podrían saltar las alarmas por un problema de estructura, tuberías antiguas, etc. Que hasta el momento no se sabía porque todo iba bien, y no tienes a quien reclamar ya que, al comprarla, la aceptaste como tal.
  • Por lo general, antes o después, la vivienda necesitará una reforma. El motivo puede ser que sea antigua y requiera de modernización para, entre otras cosas minimizar los gastos de climatización por aislamientos antiguos, etc. Necesidad de actualización (mejora de suelos, paredes lisas, ventanas buenas, mobiliario de cocina, baños, etc.) poder vivir a gusto, o por deseo propio de modificar la distribución de la misma.
  • Si la vivienda tiene más de 10 años de antigüedad no cuenta con el seguro decenal de estructura, por lo que cualquier fallo relacionado a la estructura, debido al paso del tiempo, no estará cubierto por este seguro.
  • No siempre se revalorizará. Dependerá del momento en que la hayas comprado, y de si la has comprado a precio bajo, en precio o cara. Y ten en cuenta que en cuanto le hagas una reforma en condiciones, lo más seguro es que el día que quieras vender, la vendas por menos de lo que te costó a tí. Pero oye, que las casas están para vivirlas y disfrutarlas a tope, no para hacer negocio con ellas, ¿verdad?

vivienda de obra nueva versus segunda mano

Visto los pros y los contras de cada una, veamos cómo se paga la compra de una vivienda de obra nueva y de una de segunda mano, para poder seguir analizando las ventajas y desventajas.

 

¿Cómo se paga una vivienda de obra nueva?

Visto los pros y las contras de cada una, veamos cómo se paga la compra de una vivienda de obra nueva y de una de segunda mano, para poder seguir analizando las ventajas y desventajas.

El proceso habitual suele ser de esta manera.

Una vez que decides comprar una vivienda de una promoción inmobiliaria, haces una reserva por un importe “x” que te comunicará la promotora. Este suele depender del tipo de vivienda y el precio al que se venda. Pongamos de ejemplo 6.000€ + IVA.

El siguiente paso es firmar el contrato de compraventa. En este abonarás el 10% + IVA del importe de la vivienda a comprar – (menos) los 6.000€ que ya entregaste en la reserva:

   Ejemplo:

                       Precio de la vivienda 300.000€ + IVA

                       Reserva: 6.000€ + IVA

                       Contrato de compraventa: 30.000€ – 6.000€ = 24.000 + IVA

 

El 10% restante, lo abonarás en plazos pactados con la promotora durante la construcción, hasta la fecha de la firma en notaría.

Por ende, al llegar a notaría habrás pagado el 20% + IVA del valor de la vivienda.

En notaría, si has solicitado financiación a un banco, asistirás junto con un representante de este a firmar la compraventa de tu vivienda. En ese momento, el representante del banco entregará un talón o hará una transferencia vía Banco de España a la promotora por el resto del importe (80%) y tú firmarás las escrituras de tu vivienda y las de la hipoteca que comenzarás a pagar mensualmente a partir de ese momento. El IVA correspondiente al importe que te queda por pagar del precio de la vivienda (puede que no necesites financiación por el 80% sino por menos) lo abonarás mediante un talón bancario que entregarás al promotor en notaría.

 

¿Cómo se paga una vivienda de segunda mano?

Los pasos son parecidos a los que se dan con una vivienda de obra nueva, salvo en un punto. Desde el momento que decides comprar una vivienda de segunda mano, lo comunicas a su propietario y haces una reserva por un valor acordado por ambas partes. Lo normal es que varíe entre los 3.000 y 6.000€ pero dependerá del valor de la vivienda,

Una vez que ambas partes confirman tener todo lo necesario para seguir adelante y están de aqcuerdo, se firma el contrato de arras. En este contrato se suele pagar el 10% del valor de la vivienda.

Pongamos el mismo ejemplo de antes:

                  Precio de la vivienda: 300.000€

                  Reserva: 6.000€

                  Arras: 30.000€

                  Total entregado: 36.000€

 

El día de notaría, si tu banco te financia un 80% del valor de la vivienda, aún tendrás que entregar mediante talón bancario o transferencia bancaria el importe restante hasta completar el 20% que debes aportar tú para la compra. En el caso del ejemplo serían 24.000€

Ten en cuenta que, si bien en la compraventa de viviendas de segunda mano no hay IVA, si hay que pagar un impuesto (¿te creías que te ibas a salvar?)

El impuesto de transmisiones patrimoniales lo paga el comprador, y su importe dependerá del precio de la vivienda y de la comunidad autónoma donde se haga la compraventa.

 

¿El banco financia la parte correspondiente a los impuestos que hay que pagar o no?

El banco no financia los impuestos de las compraventas de viviendas (IVA o Patrimoniales), por lo que tenlo en cuenta a la hora de comprar una vivienda que además de dar el 20% del importe de venta por adelantado, tendrás que tener ahorrado también el dinero para los impuestos.

¿Mantener dos viviendas a la vez?

 

Mucha gente a la hora de comprar una vivienda de obra nueva, se echa atrás porque piensa “ durante los próximos dos años tendré que pagar el alquiler/hipoteca de mi vivienda actual y en paralelo los plazos de pago de la vivienda nueva”… Y es lógico que lo primero que venga a la cabeza sea eso y asuste. Pero vamos a analizarlo con calma. Verás que es más simple de lo que parece.

Hemos dicho que, tanto para una vivienda de obra nueva como para una de segunda mano, tendrás que aportar el 20% del importe de venta antes de ir a notaría.

Hasta aquí vamos igual entonces en ambas opciones.

Si vas a comprar una vivienda de segunda mano, tienes que tener en mano el 20% del importe de la misma + el importe correspondiente al impuesto de transmisión patrimonial para entregar en notaría. Por ende, solo podrás decidirte a comprar  una vivienda cuando hayas ahorrado ese dinero…puede que hayan pasado años hasta conseguirlo.

 

En obra nueva, pagarás el 10% a la firma del contrato de compraventa y el 10% restante durante plazos pactados con la promotora.

No te pasarán un cargo mensual, sino más bien, trimestral.

En este caso, la ventaja de comprar una vivienda de obra nueva, es que a la firma del contrato deberás tener el 10% + IVA y el 10%+ IVA restante, podrás ir ahorrándolo con más tiempo, pero ya estás comprando la vivienda que estrenarás tú y a precio más bajo porque aún no está construida.

Esperamos haberte ayudado a ver un poco mejor los pros y los contras de comprar una vivienda de obra nueva o una de segunda mano. Si finalmente, te inclinas más hacia la obra nueva, ponte en contacto con nosotros y te daremos información sobre nuestras promociones.

 



× ¿Chateamos? Available from 09:00 to 20:00